martes, 30 de julio de 2013

Una pequeña historia de algunos de los muchos niños que viven en riesgo social, aparte de algunas causas del porque!!!


Tegucigalpa,
Honduras
De la cantidad de huérfanos que hay en Honduras se estima que alrededor de 5,000 se encuentran en riesgo social.
Eso revelan las cifras del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa).
Y es que para las autoridades de la institución encargada de definir las políticas nacionales de protección de la niñez y la familia, los 200,547 menores huérfanos que cita el Instituto Nacional de Estadística (INE) no se encuentran en riesgo social en su totalidad.
Tal y como lo informó EL HERALDO ayer, el informe se basa en una encuesta de hogares que demuestra el número de menores que no tienen papá o mamá o ambos casos y que se encuentran bajo la tutela de algún familiar.
“Estos 200 mil niños no es que andan en riesgo social, sino personas que viven en sus hogares”, manifestó Edgardo Arita, gerente administrativo del Ihnfa.
Atención
A pesar de ello, las autoridades del Ihnfa aseguran tener abiertas las puertas para cualquier menor de edad en riesgo social, ya sea por la falta de su madre, su padre o de ambos.
Se cree que estos 200,547 huérfanos, comprendidos en las edades de 0 a 17 años, perdieron a uno de sus padres o ambos por el clima de inseguridad que se vive en el país.
La encuesta del INE revela que del total de huérfanos, 8,531 perdieron a su padre y madre; 46,165 perdieron solo a su madre y 145,851 han perdido solo a su padre.
Cuando los huérfanos no encuentran amparo en algún miembro de la familia, entonces el Ihnfa procede a brindar ayuda a través de tres programas que están encaminados a garantizar la integridad de cada menor en situación de riesgo.
El primero es el programa de “Intervención y Protección Social” cuyo objetivo es la protección de la niñez en riesgo social promoviendo la desintitucionalización, involucrando para ello a la familia y a la sociedad en el proceso de intervención y de restitución de derechos.
El segundo es el programa de “Bienestar Familiar y Desarrollo Comunitario”, cuyo enfoque es preventivo a través de la atención de la niñez por medio del fortalecimiento de la familia y divulgación y promoción de los derechos de los niños y las niñas.
El tercer programa es el de “Readecuación y Reinserción Social”, que brinda atención a adolescentes.
“Además de la atención que brindamos a los huérfanos en el Ihnfa nosotros tenemos reporte de casi 300 organizaciones no gubernamentales que también trabajan con menores en riesgo social”, explicó Arita.
Datos
Según datos del Ihnfa, la población huérfana en riesgo social en Honduras oscila entre 4,000 y 5,000 menores.
“A veces el procedimiento del Ihnfa es ayudar a estos menores buscando ayuda especializada a través de otras organizaciones porque muchos de los huérfanos en riesgo son explotados sexualmente”, dijo el gerente administrativo del Ihnfa.
En la actualidad esta institución brinda atención directa a 6,000 ó 7,000 menores a través de sus diferentes centros en todo el país.
Por año, se estima que el Ihnfa entrega en adopción alrededor de 60 menores que son declarados en abandono a través de los juzgados competentes.
“Para que nosotros podamos dar un niño huérfano en adopción es necesario que sea un matrimonio, que las personas tengan tres años de casados, que tengan solvencia económica y lo más importante una idoneidad física y mental para darle al niño una seguridad y un hogar estable”, manifestó Olga Urquía, jefa del departamento de Adopciones del Ihnfa.
Las autoridades sostienen que es necesario agilizar el procedimiento a través del cual se declara en abandono a un menor, esto con el propósito de agilizar las adopciones y garantizar una familia y un hogar a los niños huérfanos en el país.
“El Ihnfa ya no quiere tantos niños en ONG o, incluso, en la misma institución, sino que ya quiere ver al niño rodeado en un núcleo familiar”, aseveró Marlon Almendares, encargado de estadística del Ihnfa.
El Ihnfa brinda servicios de consejería, apoyo psicológico, asistencia médica, alimentación, entre otros, a los menores en riesgo social.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario